Mata turba a mujer con hormigas venenosas

32
Hormigas venenosas

La justicia popular llevó a una tragedia en Bolivia, donde pobladores de una comunidad torturaron y asesinaron a una madre de familia inocente.

Se trata de una mujer de 52 años que fue sometida al suplicio del palo santo, donde la ataron a un árbol donde anidaban hormigas venenosas.

La policía la rescató una hora después de que fue secuestrada por la turba, pero aunque la llevaron al hospital, murió en el camino, producto del veneno.

Las autoridades si rescataron a sus dos hijos, una mujer de 22 y un hombre de 28 años, sometidos a la misma tortura, y quienes están hospitalizados, recuperándose del ataque.

Los hechos ocurrieron el pasado 31 de diciembre, pero apenas se dieron a conocer tras ser confirmados tanto por la policía, como por la abogada de la familia.

Ésta, señaló lo ocurrido como un acto de barbarie, y de falta de respeto por los derechos humanos, y exigió una investigación.

Las víctimas eran totalmente inocentes de crimen alguno, eran oriundos de La Paz, y acudieron al poblado de Caravani a cobrar una deuda.

Según la reconstrucción de los hechos el acusado del robo fue el hijo, a quien atraparon sólo.

Las dos mujeres estaban en un hotel, y cuando el varón no regresó, la madre fue a buscarlo, cuando lo encontró pidió su liberación, pero ambos fueron atados al árbol y les vendaron los ojos.

Finalmente, y ante la tardanza de sus parientes, la hija menor acudió al lugar de los hechos, donde fue también atada, además de amordazada.

La policía los salvó antes de que fueran quemados vivos, pues los tres fueron rociados con gasolina.

Bolivia es el segundo país con mas linchamientos de América Latina, después de Guatemala.

El año pasado se dieron 35 casos, de los cuales 5 terminaron en muertes, estas no discriminan entre culpables o inocentes, como fue el caso de esta familia.

La constitución de Bolivia ampara desde 2009 la justicia comunitaria, aunque se supone que esta no puede aplicar penas excesivas como lo es la de muerte.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta