Testigos de Jehová destruyeron santuario otomí en Hidalgo

27

Testigos de Jehová que reprueban rituales indígenas, atacaron al santuario otomí Mayonikha, sitio arqueológico que se ubica en San Bartolo Tutotepec, Hidalgo.

El académico Luis Pérez Lugo, quien funge como secretario de territorialidad de la organización Nación Otomí, denunció los hechos y explicó que dicho templo de ceremonias existe en la Sierra Madre Oriental desde hace 7 mil años.

El también investigador de la Universidad de Chapingo, denunció que por lo menos diez estructuras arquitectónicas de piedra usadas como altares, fueron desbaratadas por Testigos de Jehová de la localidad de El Piñal, quienes además reconocieron las acciones.

Pese a que aceptaron su responsabilidad no reconocieron haber perforado un basamento piramidal, que tiene un hoyo de por lo menos un metro.

“Vamos a visitar más a la Madre Tierra; es lo que quiere ella. La tradición no se va a perder”, reiteraron otomíes al ver los destrozos en Mayonikha, sitio en el que los indígenas veneran a la tierra, el agua y al fuego con diversas ofrendas, que también destruyeron los agresores pese a que ésta es propiedad privada.

“Es el lugar más importante. El término Mayonikha en español quiere decir iglesia vieja”, explicó Lourdes Báez, antropóloga y coordinadora de Los pueblos indígenas de Hidalgo.

Al dañar los altares también destrozaron ofrendas textiles, florales, ceras, alimentos, y rompieron efigies como La de un águila que se formó de manera natural en una laja, según lo dicho por Pérez Lugo.

“La razón que dieron es que (los rituales indígenas) no son cristianos, que se relacionaban con el diablo y que ellos actuaban de acuerdo con los principios de Dios. ‘No venimos a hablar de Dios’, les dijimos, ‘venimos a ver si van a seguir destruyendo o van parar. Si su voluntad es seguir destruyendo, nos dirigiremos en forma jurídica. Ellos pararon. Esa es la razón por la que aún no hay acciones jurídicas” refirió el experto.

Pese a esto, no descartan ir a instancias mexicanas e internacionales y por ahora, al lugar sólo entran fieles.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta